sábado, 30 de diciembre de 2017

PLAZAS DE ALMERÍA


En esta entrada recorreremos la capital almeriense, parando en algunas de sus plazas más bellas e importantes.

PLAZA VIEJA
La Plaza de la Constitución, más conocida por los almerienses como Plaza Vieja, es sin duda alguna una de las plazas más bonitas de Almería. Además, este bello enclave de la ciudad guarda todavía los latidos de su extensa historia. Esta plaza ya existía en época musulmana, periodo en el que albergaba un zoco. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando se consolidó su fisonomía actual gracias a la construcción de la sede del Ayuntamiento de Almería, obra del arquitecto almeriense Trinidad Cuartara. En el centro de la plaza podemos ver el monumento a los mártires de la libertad, más conocido por los almerienses como el pingurucho, que homenajea el pronunciamiento de Almería. Esta especie de obelisco nunca a estado exento de polémica, de hecho, su emplazamiento original era la Puerta de Purchena, donde estuvo hasta 1943, año en el que fue retirado por el ayuntamiento franquista. En 1988 fue colocado en la Plaza Vieja y hasta el día de hoy siempre ha levantado polémica el lugar de su ubicación, siendo pedida por algunos su retirada. Además de la sede del consistorio almeriense, en esta plaza podrás visitar el CIP (Centro de Interpretación Patrimonial de Almería), un moderno y original museo en el que podrás conocer la historia y monumentos de la ciudad. Desde hace varios años, la plaza y el ayuntamiento se encuentran sumidas en unas obras que parecen ser interminables debido a la incompetencia de la administración.

PLAZA DE SAN PEDRO
Otra de las principales plazas del casco antiguo de Almería es la de San Pedro, que se constituyó  como tal en 1848. Su nombre original era "Plaza de Sartorius". En 1862 se llamó "Plaza de Isabel II" y más tarde, en 1868, "Plaza de la Libertad". A finales del siglo XX, la plaza fue remodelada para construir un aparcamiento subterráneo y desde entonces el lugar ha sido remodelado en diversas ocasiones, levantando la polémica en la última de ellas, debido entre otras cosas, al impacto visual y estético de las chimeneas instaladas. Dando sombra y nombre a la plaza se encuentra la Iglesia de San Pedro, uno de los principales templos de Almería.
Imagen de la Plaza de San Pedro antes de la última remodelación con la iglesia homónima al fondo.
Imagen actual de la Plaza de San Pedro

PLAZA FLORES
La siguiente plaza se situa a escasos metros de la Puerta de Purchena. En ella podemos ver un magnífico edificio, la Casa Roche, que parece presidirla. Este edificio es obra de Guillermo Langle y fue construido en 1924, convirtiéndose en el edificio más alto de la capital tras superar a la Casa de las Mariposas. También veremos la torre de la cercana Iglesia de Santiago, que asoma por una esquina entre los edificios, pareciendo querer abrirse hueco en la plaza. En esta  también se encuentra el Hotel Torreluz. Desde 2010, podemos observar aquí la estatua de Jonh Lennon, que parece tocar su guitarra ajeno al ajetreo diario de la plaza. La estatua homenajea la estancia de este famoso cantante en Almería, allá por el año 1966.
 Casa de los Roche y campanario de la Iglesia de Santiago.

PLAZA DE SAN SEBASTIÁN
Más cerca aun de la Puerta de Purchena se encuentra la Plaza de San Sebastián. Presidiendo esta pequeña plaza se encuentra la Iglesia de San Sebastián, construída en 1673 sobre una ermita posterior a una antigua mezquita. En el centro de la plaza hay un bonito monumento dedicado a la Inmaculada Concepción. Otra curiosa escultura que podemos admirar en este emplazamento es la de "La Espera", obra de Javier Huescas.
"La Espera".

PLAZA DEL MAESTRO RODRÍGUEZ ESPINOSA
En esta plaza, situada en las inmediaciones del Hospital Provincial, podemos ver un busto de Federico García Lorca, ya que en esta vivió el famoso poeta granadino durante el tiempo que cursó el bachillerato en Almería, ciudad que tuvo que abandonar cuando una afección bucal le obligó a regresar a su Granada natal. En esta bella plaza existe un palacete que data del siglo XIX, conocido popularmente como la casa de los duendes, en la que se dice que han sucedido numerosos hechos paranormales. En esta casa vivía el Maestro Rodríguez Espinosa, al cual se le dedicó la plaza, que antiguamente se encontraba cerrada con una verja.

PLAZA CAREAGA
La Plaza Careaga es una de las plazas que se abrieron en mitad del casco antiguo de Almería entre los siglos XVIII y XIX. El nombre de esta plaza viene de la importante familia Careaga, que tenía por aquí su vivienda. El edificio más importante de la plaza es la casa de los Marqueses de Torre Alta, que data del año 1847. En el centro de esta podemos encontrarnos con una curiosa escultura esférica que durante la noche proyecta en el suelo la palabra luz en diversos idiomas.

PLAZA DEL EDUCADOR
La Plaza Juan Casinello, más conocida como Plaza del Educador, se encuentra junto al Paseo de Almería y su tranquilidad parece llamar a los ajetreados transeúntes del paseo, invitándoles a descansar en algunos de sus bancos. Decorando el lugar, aparte de numerosas plantas y flores, hay una fuente. En esta plaza también se encuentra la estatua que homenajea a la figura del maestro, colocada en 1969. Presidiendo el lugar se encuentra el emblemático edificio Banesto, diseñado en 1906 por Trinidad Cuartara. Este bello lugar también es conocido por los almerienses como plaza de la leche, pues antes de que se inaugurase la estatua del educador, esta fue cubierta con una sábana. Los almerienses se preguntaban ¿Qué leche es eso?, de ahí que la llamen así.



PLAZA CAMPOAMOR
En esta pequeña plaza, situada en el centro de la capital, podemos admirar el monumento a San Valentín, que se cuenta que está enterrado en el claustro de la Catedral de Almería (ver aquí). El monumento es un bajorrelieve realizado por Perceval. Rodeándolo hay unos hierros en los que los enamorados encadenan su amor, moda importada de algunas capitales europeas.


 PLAZA DE LA CATEDRAL
Y por fin llegamos a una de las plazas más importantes de Almería: La Plaza de la Catedral. En ella, aparte de poder admirar la monumentalidad de la Catedral-fortaleza de Almería, que fue construida por el Obispo Villalán tras el devastador terremoto de 1522, podemos ver otros edificios, como el Palacio Episcopal, que se levantó en 1865, terminando así de urbanizar la plaza; la Casa Sacerdotal San Juan de Ávila y el Hotel Catedral. La última remodelación de la plaza, que le concedió su aspecto actual, tuvo lugar entre los años 1999 y 2000 por el arquitecto Alberto Campo Baeza. Esta se pavimentó con mármol de Macael y se eliminaron las rejas que custodiaban la fachada de la catedral. Además, se plantaron las enormes y majestuosas palmeras que embellecen este emblemático lugar del corazón de Almería. Tradicionalmente, esta plaza siempre fue un oasis en el corazón de la ciudad, poseyendo jardines con muchos árboles. Sin embargo, en el año 1970 todos los árboles y plantas fueron talados para acoger el rodaje de la película Patton, concretamente para rodar una escena en la que las tropas aliadas llegaban a Palermo.
Imagen actual de la Plaza de la Catedral.
Antigua imagen de la Plaza de la Catedral

PLAZA BENDICHO
Otro remanso de paz situado en el corazón de la capital almeriense, concretamente tras la catedral, es la Plaza Bendicho. Esta plaza albergó las importantes Casa de los Puche y Casa de la Música. En el centro se encuentra el busto de Celia Viñas. En la plaza tienen su sede dos de las hermandades de Semana Santa más importantes de la ciudad, la del Prendimiento y la de los Estudiantes.


PLAZA DE LOS BURROS
La Plaza de los Burros es el resultado de la unión de las plazas Marqués de Heredia y Pablo Cazard, creando una nueva y moderna zona peatonal en el centro de la ciudad a la que los almerienses conocen como Plaza de los Burros, debido a que en tiempos pasados era una parada para los coches de caballos. En la parte baja de la plaza se encuentra el emblemático edificio de la Escuela de Artes y Oficios de Almería. También la parte trasera del Teatro Cervantes y la salida de los Refugios Antiaéreos de la Guerra Civil.

Escuela de Artes y Oficios.

PLAZA DE LAS VELAS y PLAZA CIRCULAR
Al final de la Rambla de Belén, cerca de su desembocadura en el mar, se encuentra la Plaza de las Velas. En este emplazamiento podemos admirar el gran obelisco y la fuente de los 103 pueblos de la provincia. Junto a esta plaza encontramos la Plaza Circular, cuyo nombre oficial es Plaza Emilio Pérez, la cual cierra el Paseo de Almería por el sur. En esta plaza podemos ver algunos edificios como la Delegación del Banco de España o la Casa de Doña Pakyta, que intenta hacerse un hueco. Esta alberga en la actualidad un museo de arte.

 Fuente de los 103 pueblos.
Delegación del Banco de España.

PUERTA DE PURCHENA
Para terminar nuestro recorrido por las plazas más emblemáticas de la capital almeriense visitaremos la Plaza Puerta de Purchena, centro neurálgico de la ciudad de Almería, en la que desembocan algunas de sus arterias más importantes, como el Paseo de Almería o la Rambla del Obispo Orberá, entre otras. En esta plaza se encontró hasta 1855 la Puerta de Purchena, una de las puertas del recinto amurallado de la antigua ciudad. Realmente, esta puerta se denominaba Puerta de Pechina, pero por un error de transcripción de los Reyes Católicos, en el que confundieron ambos pueblos almerienses, pasaría a llamarse así para siempre. En este lugar se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de la capital almeriense, la Casa de las Mariposas, levantada en 1909 por Trinidad Cuartara, siendo el edificio más alto de la ciudad durante un tiempo. También podemos encontrarnos paseando por la plaza al ilustre Nicolás Salmerón, cuya estatua fue colocada en 2005.


Antigua imagen de la Puerta de Purchena.


  Otras entradas:
-CALLES DE ALMERÍA CON NOMBRES CURIOSOS
-PLAZAS DE ALMERÍA 
-10 PUEBLOS ALMERIENSES CON NOMBRES RAROS
-ALMERÍA ESCULTÓRICA
-IGLESIAS DE ALMERÍA CAPITAL
-CASTILLOS DE ALMERÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario