viernes, 15 de diciembre de 2017

ORIA


Oria es un municipio almeriense perteneciente a la Comarca del Valle del Almanzora. Se sitúa a 105 kilómetros de Almería capital y a una altitud de 1025 metros sobre el nivel del mar, por lo que son muy frecuentes las nevadas en invierno.

Oria cuenta con una población de 2300 habitantes. Limita con la vecina Provincia de Granada y con los municipios almerienses de Lúcar, Somontín, Olula del Río, Partaloa, Albox y Chirivel.

Aparte del núcleo de Oria, repartidas por el término municipal orialeño existen varias pedanías y cortijadas. Las pedanías más importantes son:
-La Rambla de Oria: Posee 900 habitantes. El edificio más importante es la Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, del siglo XIX.
-Los Cerricos: Esta bella pedanía posee como principal icono la Iglesia de San Bartolomé, del siglo XIX. En esta localidad tuvieron lugar en 1947 unas supuestas apariciones de la Virgen de las que hablaremos más tarde.

Imagen de Oria.

Ya en la prehistoria existían algunos humanos por la zona, como atestiguan los restos arqueológicos del Picacho. En 1492, Oria fue cedida por los Reyes Católicos a Juan Chacón. Tras la muerte de este, su esposa la vendió en 1515, pasando a manos de Pedro Fajardo, primer Marqués de los Vélez. Tras la finalización de la Rebelión de las Alpujarras en 1571, los moriscos fueron desterrados del Reino de Granada. Más tarde, Oria sería repoblada con cristianos viejos.

Campanario y cúpula de la Basílica de las Mercedes.

Sin lugar a dudas, el principal monumento de la localidad orialeña es su impresionante Basílica Menor de Nuestra Señora de las Mercedes, cuyo esbelto campanario se alza majestuoso sobre el resto de casas del pueblo. Este monumental templo se construyó entre 1767 y 1779, teniendo un estilo barroco tardío y siendo uno de los mejores ejemplos del barroco en la provincia. Su construcción fue promovida por el décimo Marqués de los Vélez, D. Antonio Álvarez de Toledo, el cual tenía la obligación de construir y reparar todos los templos de su señorío a cambio de las rentas pagadas por sus súbditos. En 1810, el templo fue asaltado por las tropas napoleónicas, destruyendo los decorados del interior. En 1879, el Papa León XIII le dio el título de Basílica Menor, otorgándole también un lingnum crucis, es decir, un fragmento de la cruz de cristo. Durante la Guerra Civil la destrucción se volvió a cebar sobre este templo (que además había sufrido otro grave incendio en 1889), volviendo a perder de nuevo gran parte de la riqueza artística de su interior.
Interior de la Basílica de las Mercedes.

También hay que mencionar otros monumentos como:
-La Ermita Vieja, construida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita musulmana.
-La Ermita de San Gregorio, construida en el siglo XVI. Destaca su estilo mudéjar. Está dedicada a San Gregorio, patrón del municipio.
-La Iglesia de San Bartolomé, ubicada en la pedanía de Los Cerricos. Se levantó en el siglo XIX. Está dedicada al patrón de la pedanía.
-La Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, que se ubica en la pedanía de la Rambla de Oria y data del siglo XIX.

También muy destacables son los varios restos aun existentes de torres vigías y fortalezas repartidas por el término municipal.
Iglesia de San Bartolomé, en Los Cerricos.

Entre las tradiciones más destacables de Oria hay que destacar las fiestas de San Antón (En Enero),  San Blas (En Febrero) y San Marcos (En Abril). También hay que destacar la semana santa orialeña, de las más destacadas de la comarca. De especial interés son las novenas, que empiezan nueve días antes del Viernes de Dolores y consisten en el rezo del rosario a la Virgen de los Dolores y al Nazareno. En Oria existen tres cofradías (Hermandad del Santísimo Sacramento, Hermandad del Señor y Hermandad de la Virgen), sin embargo tienen lugar procesiones casi todos los días de la semana.
 Imagen de las tradicionales Novenas.

Como curiosidad, en Oria, concretamente en la pedanía de Los Cerricos, tuvieron lugar unas supuestas apariciones de la Virgen María a finales de los años cuarenta. Concretamente, el día 31 de Julio de 1947, cuando la joven Ginesa Simón Casanova, que contaba con 14 años de edad, vio a una mujer de facciones perfectas, la cual le anunció que se volvería a aparecer el 10 de Agosto en la fuente del pueblo. También le dijo que vistiese un hábito como el que esta portaba. Aquel día, hasta 5000 personas se congregaron en aquel lugar a la espera de dicho evento divino. Solo la pequeña Ginesa aseguró ver a la Virgen, la cual estaba bajo un almendro. Al poco tiempo, se dice que esta se acabaría yendo en dirección al cercano Santuario del Saliente de Albox. Este episodio quedó marcado para siempre en la memoria del pueblo. De hecho, son muchos los orialeños que siguen conservando entre sus bienes más preciados ramas de aquel almendro, que acabó siendo destrozado tras la supuesta aparición por cientos de personas que querían llevarse una ramita como recuerdo. Se cuenta que al poco tiempo volvió a florecer milagrosamente.

No podemos finalizar esta entrada sobre Oria sin mencionar un asombroso espectáculo de la naturaleza que ocurre en este municipio cada mes de Febrero, siendo esta época la más recomendable para visitar la zona. Se trata de la floración del almendro, que tiñe los campos de este pueblo almeriense con su típico color blanco rosado. Precisamente Oria es el municipio español con más almendros por metro cuadrado, poseyendo el 13% de las hectáreas dedicadas a este cultivo en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario