jueves, 27 de julio de 2017

VERA


Vera es un municipio de la Provincia de Almería perteneciente a la comarca del Levante almeriense. Se sitúa a 92 kilómetros de la capital almeriense y limita con los municipios de Cuevas del Almanzora, Garrucha, Mojácar, Turre, Los Gallardos y Antas.

En la actualidad cuenta con una población de 15.000 habitantes, de los cuales 12.000 viven en Vera Pueblo y 3.000 en Vera-Costa, separados por una distancia de 7km kilómetros en coche.

El litoral veratense mide 7km desde el límite del término municipal con Garrucha (al sur) y el de Cuevas del Almanzora (al norte), y está formado por las playas de Puerto Rey y el Playazo. En él se sitúan los núcleos de Vera-playa, Las Marinas o Puerto Rey entre otros. En la costa también se encuentra la Laguna de Puerto Rey, desembocadura del Río Antas y que está declarada Reserva Natural.
 Laguna de Puerto Rey.
 Playas de Vera.

En la costa veratenense existe una importante zona dedicada al naturismo, con el Hotel Vera Playa Club como eje principal, el cual es el único hotel nudista y naturista de España. El turismo naturista es uno de los atractivos que ha situado en el mapa a Vera, teniendo lugar en 2013 el mayor baño desnudo del mundo con más de 700 personas, batiendo así un Récord Guinness.
Zona naturista de Vera durante el baño que batió un Guinness World Récord.

Dibujo en el que podemos ver como era la antigua Vera, que se asentaba sobre el Cerro del Espíritu Santo.

Vera cuenta con una larga historia, pues por este pueblo almeriense han pasado multitud de civilizaciones. La antigua Bayra musulmana se asentaba sobre el Cerro del Espíritu Santo, siendo una de las poblaciones más importantes de la zona. Estaba rodeada de murallas y en la parte alta existía una alcazaba. Además, se situaba en la zona fronteriza entre el Reino Nazarí de Granada y las tierras cristianas de Lorca. En 1488 fue conquistada por Fernando el Católico y en 1494 los Reyes Católicos le otorgaron el título de Muy Noble y Muy Leal Ciudad.

En 1518, un gran terremoto asoló la ciudad, dejando 150 víctimas. Dos años más tarde, en 1520, se lanzaron tres flechas. La que más lejos llegó marcaría el emplazamiento de la nueva ciudad. La nueva Vera tenía planta cuadrada y estaba rodeada de necesarias murallas para protegerla de los temidos piratas que la amenazarían durante los próximos siglos. También se construyó la actual Iglesia-fortaleza de la Encarnación, proyectada para poder defender la ciudad.

A finales del siglo XIX, tras varios siglos de decadencia, el descubrimiento de plomo en la cercana Sierra Almagrera hizo que se desarrollase la industria minera en toda la zona, siendo una gran época de crecimiento económico y demográfico para Vera y el resto de pueblos de la zona.

En los años setenta del pasado siglo XX se desarrolló el turismo en la localidad, atraído por su clima, sus impresionantes playas, su cultura, etc., lo cual supuso un cambio muy importante y enriquecedor para este municipio almeriense.

Cerro del Espíritu Santo.

Hoy en día, uno de los principales iconos de Vera es el Cerro del Espíritu Santo, emplazamiento de la antigua Bayra. En la actualidad, este montículo se encuentra muy afectado por la erosión. Coronando la cima podemos ver la estatua del Sagrado Corazón de Jesús, de 7,6 metros de alto y construida en 1949. Esta se sitúa en un mirador desde el cual se divisa toda la zona. Como curiosidad, en 2011, un rayo le destruyó la cabeza al cristo, haciendo que cundiese el pánico entre algunos vecinos de la zona, que creían que se trataba de un mal augurio avisado de forma divina. Para más inri, seis días después tuvo lugar el terremoto de Lorca, ciudad hermanada con Vera. El cerro es una importante zona arqueológica con yacimientos prehistóricos, romanos y sobre todo musulmanes.
Estatua del Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro del Espíritu Santo.

El principal monumento de Vera es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, una iglesia-fortaleza encargada de defender la ciudad de los ataques piratas. Este monumental templo fue erigido entre en 1521 y 1524, siendo parte del proyecto de construcción de la ciudad. Posee un estilo que combina el mudéjar y el gótico. Tiene un carácter totalmente defensivo. De su interior, formado por una sola nave, destaca el retablo del altar mayor, de estilo barroco perteneciente al siglo XVIII. Se desconoce quien fue el autor del mismo.

Iglesia de Vera.
Imagen de la Iglesia de Vera en la que podemos observar su carácter defensivo.
Retablo del Altar Mayor de la Iglesia.

Junto a la iglesia se encuentra el Ayuntamiento, de estilo historicista. Este emblemático edificio, al igual que la iglesia, se sitúa en la Plaza Mayor, en cuyo centro hay una bella fuente romántica de finales del siglo XIX.
 Plaza Mayor con el Ayuntamiento, la Iglesia y la fuente romántica.

Otro importante monumento es el Convento de Nuestra Señora de la Victoria, del siglo XVII, también conocido como Convento de los Padres Mínimos o de Santa Paula. En 1823 fue desamortizado y en la actualidad alberga el Auditorio Municipal y el Museo Conventual de la Orden.
 Iglesia del Convento de los Padres Mínimos.

En el centro del pueblo también podemos ver la Ermita de la Virgen de las Angustias, que guarda en su interior la venerada talla de la patrona de Vera, de autor desconocido. El edificio es de estilo neogótico y destaca su retablo, de principios del siglo XX.
 Ermita de la Virgen de las Angustias.
Virgen de las Angustias, patrona de Vera.

Un lugar muy destacable de este pueblo es la Glorieta de San Ramón, un bello espacio verde construido en la segunda mitad del siglo XIX gracias al desarrollo económico de la comarca. Se encuentra al lado de la Ermita de San Ramón, del siglo XVIII, la cual alberga la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Glorieta de San Ramón.

Uno de los principales monumentos de Vera es su Plaza de Toros, inaugurada en 1879, siendo la más antigua de nuestra provincia y una de las diez más antiguas de Andalucía. (Ver Plazas de Toros en la Provincia de Almería). Su mayor peculiaridad es el estilo mudéjar que posee. El diámetro es de 90 metros y el del ruedo de 40. Tiene una capacidad para 4800 personas. En 2002 se inauguró su Museo Taurino.
 Plaza de Toros de Vera.
 Imagen aérea de la Plaza de Toros de Vera.

 Las principales fiestas de Vera son:

-La Semana Santa en Vera surge tras la reconquista cristiana. Existen tres cofradías: Nazareno, Angustias y Cristo de la Misericordia, que realizan sus desfiles procesionales durante la semana santa veratense.

-Fiestas patronales de la Virgen de las Angustias: Se celebran a principio de Junio desde 1988, año del cuarto centenario de la conquista de Vera por los Reyes Católicos, cuando se decidió nombrar a la Virgen de las Angustias como patrona de Vera.

-Feria y Fiestas de San Cleofás: Se celebran la última semana de Septiembre y conmemoran el día del levantamiento del cerco tras el asedio de las tropas de Aben Humeya, que tuvo lugar el día 25 de Septiembre, día de San Cleofás. Durante estas fiestas tienen lugar numerosas actividades.

 Semana Santa en Vera.
Fiestas de San Cleoflás.

También hay que destacar la Romería de la Virgen de las Huertas (Primer Domingo de Septiembre), Los Carnavales (Febrero), Día de la Vieja (Jueves situado en la mitad entre la Cuaresma y la Semana Santa), Romería de la Virgen del Cisne (5 de Octubre) y San Antón (Finales de Enero).

No hay comentarios:

Publicar un comentario