jueves, 13 de julio de 2017

LA ADRA DEL AYER (1ª parte)



En esta entrada podrán ver la Adra del ayer, aquella Adra en blanco y negro que sin embargo estaba llena de colores. Aquella Adra que muchos de ustedes recordarán con alegría, pues fue el escenario de su infancia y juventud. Otros, los más jóvenes no conocimos esa Adra de nuestros abuelos, sin embargo no podemos evitar sorprendernos ante las diferencias que hay entre la Adra actual y la Adra que el pasado enterró y que solo vuelve a ver la luz a través del relato de los más mayores y de algunas fotografías como las siguientes. Recordarán esos edificios y lugares que nunca tuvieron que haber desaparecido, a veces borrados por la furia de una excavadora que en ocasiones amenaza con volver a aparecer e incluso aparece, dejando un solar lleno de escombros y recuerdos polvorientos castigados para siempre en el cajón del olvido. Sin embargo, con un poco de suerte también servirá para evitar que esta excavadora vuelva para destruir lo poco que nos queda. Recordarán momentos, hechos y anécdotas que les marcaron para el resto de sus vidas y recordarán a personajes, tradiciones y costumbres que han hecho en gran medida lo que hoy es esta gran ciudad almeriense. Súbanse a la máquina del tiempo si quieren recordar o conocer aquella Adra...


Ayuntamiento de Adra en 1965, que por aquel entonces tenía una planta menos que ahora. Además, en la Plaza Puerta del Mar había una preciosa fuente que en la actualidad muchos abderitanos añoran. Igual de bonita que en la actualidad (sarcasmo:).
Esta otra imagen de la fuente es de 1966. Como ven, el caño central poseía una gran fuerza capaz de elevar al agua a una altura mayor que la del propio ayuntamiento.
Muchos recordarán el Lavadero Municipal, popularmente conocido como los pilones, construído en 1950 y que se situaba donde hoy se encuentra la Policía Local.
Entrada de la Azucarera.


 La Azucarera, que fue muy importante para la historia reciente de Adra. Desde el siglo XVI, la industria del azúcar supuso un gran impulso económico para nuestra localidad. En 1909 se creó la sociedad anónima "Azucarera de Adra". No obstante, en 1972 se cierra debido al descenso de producción de caña de azúcar motivado por el descenso de precios y cambios en el sector agrícola.
 Camión cargado de caña de azúcar, procedente de la Azucarera.
El Café-Bar La Granja en su emplazamiento original en la Plaza Puerta del Mar.
Imagen del antiguo Chalet.
El Cine Albéniz. Hubo dos cines en Adra, el Cine Albéniz, situado a las afueras y el Cine Capitol, situado donde en la actualidad se encuentra la Farmacia Espejo. Por aquella época, los cines en España gozaban de una gran afluencia de gente, sin embargo, con la aparición de la televisión en las últimas décadas del pasado siglo XX acabaron hundiéndose.
Ermita de San Sebastián, en las inmediaciones del Cerro de Montecristo.
Fachada de la Ermita de San Sebastián, como ven muy deteriorada.

Antigua Plaza del Mercado.
Imagen de 1974 en la que se puede ver una venta de pescado antes de que se construyese la lonja. Al fondo podemos ver la construcción de uno de los bloques de pisos más altos de Adra, que acogieron a numerosas familias afectadas tras la riada del 73.
Esta otra, es de 1911, en el que vemos el antiguo embarcadero anterior al puerto construído en el siglo XIX para dar salida al mineral de la Fundición de San Andrés. Ese mismo año se construiría el puerto de Adra, cuyas obras se alargarían durante 60 largos años y darían como resultado uno de los puertos con mayor capacidad de flota del litoral andaluz, así como un antes y un después en el pueblo.
 Construcción de la escollera del puerto.
Imagen de 1934. Muchos se sorprenderán al ver una locomotora en Adra. Lo cierto es que durante algunos años existió una vía férrea entre la cantera del campillo y el puerto para poder trasladar grandes rocas con las que construir el muelle.
Parte oeste de Adra, apenas urbanizada por aquel entonces, vista desde el espigón del puerto. Si se fijan en el trozo de tierra de la esquina inferior izquierda podrán ver unos raíles, utilizados para que la locomotora trajese las rocas.


 Raíles para la construcción del espigón de poniente.
 Torre de los Perdigones en 1934. Debajo, algo difusa, se puede apreciar la locomotora Orenstein Koppel.
Curiosa imagen del 5 de Abril de 1966, en la que se ve el Azor, En su interior viajaba Francisco Franco junto con su familia, los cuales pasaron noche en el puerto abderitano con motivo de un viaje de recreo por la costa mediterránea que realizaron durante la Semana Santa de aquel año.
Aquí vemos como en 1953 una lengua de arena cerró completamente la bocana del puerto, siendo imposible que transitasen barcos por esta. En la imagen podemos ver la draga Emilia que estuvo un tiempo trabajando para solucionar el gran problema. Los más mayores cuentan que podían cruzar andando la bocana sin mojarse los pies en ningún momento. Recientemente, en 2014, la bocana del puerto de Adra pudo estar a punto de volver a cerrarse, sin embargo, afortunadamente se actuó a tiempo.
Lengua de arena que cerró la bocana.
Imagen aérea del puerto de Adra. Podemos apreciar la diferencia de tamaños entre el casco urbano del pueblo en los años cincuenta y en la actualidad.
 Vista aérea de Adra en 1927.
Antigua imagen de 1906 de la desaparecida, desgraciadamente, Ermita de San Andrés, perteneciente a la fundición de plomo del mismo nombre.
 Últimos restos de la Ermita de San Andrés.
 Zona de la Fundición de San Andrés.

 La Casa de Carreño, que era el edificio principal de la fundición. A su derecha vemos el Portón de Carreño, también desaparecido y que en la actualidad da nombre a la calle que hay en ese lugar.
 Últimos restos de la Fundición de San Andrés.
 La Fabriquilla del Vinagre, afortunadamente, es uno de los vestigios que quedan de la Fundición de San Andrés junto con la Torre de los Perdigones y la Torre del Humo, que realmente es una chimenea. 
Torre de los Perdigones antes de ser restaurada.
 Construcción, o quizás alguna restauración de la Torre de los Perdigones.
Fotografía del antiguo campo de fútbol, que se situaba en las inmediaciones del edificio Viurba.
 Partido en el antiguo campo de fútbol.
 Antigua banda de música.
 Fotografía del Cementerio, realizada por Jesús de Perceval.


Fábrica de Conservas Santa Isabel. Hoy en día, de esta fábrica tan importante en su tiempo, pues dio trabajo a cientos de abderitanos, solo queda su chimenea, testigo del ajetreo diario del tráfico, pues se encuentra en una de las principales vías de entrada a la ciudad. Alrededor vemos la vega. Actualmente la zona se encuentra prácticamente urbanizada. También se puede apreciar en la parte superior de la imagen una pequeña elevación que se corresponde con el Cerro Montecristo.

Casa de Doña Blanca y la Torre de Carlos Feria, situada en la conocida popularmente como Cuesta de los Telares. Al parecer esta torre tenía la misma función que la Torre de los Perdigones. (Si alguien tiene más información puede ponerla en los comentarios. Gracias:)


Muchas de las imágenes de esta entrada han sido cogidas de www.pacomuñoz.es

PARA VER LA 2º PARTE PINCHA AQUÍ

Guillermo Rodríguez García

2 comentarios:

  1. De la Fabrica de Conservas Santa Isabel no queda nada, la torre que usaba la fábrica no era coetánea, sino que pertenecía a una antigua fábrica de plomo que reutilizaron, dicha torre esta protegida y por ello no se derribó.

    ResponderEliminar