jueves, 5 de enero de 2017

ABLA



Abla es un municipio almeriense perteneciente a la comarca de los Filabres-Tabernas. Se sitúa a 65km de Almería capital y limita con los municipios almerienses de Abrucena, Ohanes y Las Tres Villas, además limita con la provincia granadina por el norte. En la actualidad cuenta con una población de 1400 habitantes y como la mayoría de localidades del interior de Almería su población va en declive.

Posee un término municipal muy montañoso, pues al sur se encuentran las estribaciones de Sierra Nevada y al norte la Sierra de los Filabres, de hecho, el municipio se encuentra a una altitud de 861 metros. Parte de su territorio pertenece al Parque Natural de Sierra Nevada.

Fue en época romana, cuando Alba ya era una de las principales poblaciones de la zona, dejando muestra de ello su mausoleo, convertido en uno de los iconos del pueblo. La antigua Abla era una importante parada de viajeros en la calzada que unía Cástulo (Linares) y Málaga, pasando también por Acci (Guadix), Urci (Almería), Murgi (El Ejido) y Abdera (Adra). La leyenda de los Siete Varones Apostólicos cuenta que San Segundo, encargado de evangelizar la localidad fue martirizado. No obstante, los restos de este mártir se encuentran en la catedral de Ávila, por lo que todo apunta a que es una confusión por la similitud del nombre entre la ciudad castellano-leonesa y este pueblo almeriense. Siglos más tarde, llegarían los musulmanes, que más tarde serían expulsados, quedando la zona despoblada. Sin embargo dejaron su huella en la zona, dejándose ver por ejemplo en la arquitectura de la localidad.

Los principales monumentos de Abla son:

La Iglesia de la Anunciación fue construída en el siglo XVI. En el siglo XVII fue reformada por los daños sufridos tras la rebelión de los moriscos en 1568 y ampliada, dotándola de capillas laterales. Durante la Guerra Civil fue convertida en cine, por lo que perdió gran parte de su patrimonio. Además el campanario fue destruído para extraer la campana y así fundirla para fabricar cañones. En 1999 volvió a ser construído el campanario, que reproduce al anterior. Posee una de las principales armaduras mudéjares de la provincia de Almería.

El Mausoleo Romano, es uno de los principales iconos de la localidad. La construcción mide 4,8 metros de lado y consta de dos niveles, el inferior donde estaría el sarcófago y el superior donde estaba la cámara ritual. Desde el siglo IV fue utilizado como vivienda y en época musulmana fue utilizado como torre-fuerte. En el siglo XVI se transformó en la Ermita de San Sebastián.

Las fiestas patronales de la localidad tienen lugar entre los días 19 y 21 de Abril, en honor a los Santos Mártires Apolo, Isacio y Crotato y a la Virgen del Buen Suceso.

Cada otoño en Abla tienen lugar las jornadas micológicas en las que se realizan diversas actividades siempre en torno a los hongos y las setas, protagonistas de este evento ya afianzado en la localidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario