sábado, 10 de diciembre de 2016

LA TORRE DE LOS PERDIGONES Y LA ANTIGUA FUNDICIÓN DE SAN ANDRÉS DE ADRA



Todo comenzó en el año 1822, con la construcción de la fábrica de fundición de plomo Casa Grande de Adra, fundada por la empresa malagueña Rein y Cía. En esta fundición se transformaba el mineral extraído que llegaba de las cercanas minas de la Sierra de Gádor. Tras la quiebra, pasó a manos de Josías Lambert, que creo la sociedad "Colíman y Lambert". En el año 1837, la fundición fue adquirida por D. Manuel Agustín Heredia, concretamente el día de San Andrés, por lo que se llamó así la fábrica. Heredia era el propietario de cinco fundiciones de plomo repartidas por España, además tenía un gran almacén en Berja, donde se almacenaba el mineral.

D. Manuel Agustín Heredia (que actualmente posee unos jardines con su nombre en las inmediaciones de la antigua fundición) modernizó y mejoró la producción y la salubridad de la fundición. Él fue el que dotó a la fábrica de una de las primeras máquinas de vapor de España. También construyó la Torre de los Perdigones, una gran obra de ingeniería de 45 metros de alto y 19 metros de profundidad, siendo equivalente a un edificio de 22 plantas.

Además intentó erradicar la enfermedad del "emplonamiento", que causaba graves degeneraciones neuronales e incluso la muerte. Para ello se construyó un túnel que conectaban los hornos con la "torre del humo", una chimenea de 29 metros de altura situada fuera del casco urbano, por donde los gases eran expulsados. De hecho, en Adra se cuenta que los gusanos de seda (industria tradicionalmente muy importante en esta zona) acabaron desapareciendo porque las partículas de plomo impregnaban las hojas de las moreras, alimento de estos gusanos, los cuales acababan muriendo. Pero no solo los gusanos, también desaparecieron los gatos, pues las partículas de plomo que expulsaba la fábrica se quedaban impregnadas en su pelaje, que al ser lamido envenenaba a estos adorables felinos causándoles la muerte. Se cuenta que solo quedó un gato en todo el pueblo, al que llamaban "el Abuelo", ya que este, por algún motivo no tenía pelo, por lo que no se lo podía lamer.

La gran fábrica, que llegó a contar con 500 empleados, tenía unas dimensiones de 700 varas de longitud, ocupando una parte importante de lo que en la actualidad es el casco urbano de Adra. La fábrica llegó a ser la más importante y moderna de España y ayudó a que nuestro país se convirtiese en el segundo productor de plomo de Europa. De la fundición salían tubos, pinturas, cubrimientos de tejados, planchas, munición, etc. Gran parte de la producción era exportada a través de un muelle (anterior al puerto) situado en la cercana playa. El conjunto industrial contaba con almacenes, hornos, fraguas, carpinterías, copelas, viviendas, hospital, ermita, huertos,etc. y un edificio principal, la casa de Carreño.
 Plano de la Fundición de Plomo de San Andrés.
 Imagen que recrea la Antigua Fundición de San Andrés, de "Historia Ilustrada de Adra". 
 Imagen de la Emita de San Andrés, que se situaba detrás de la Casa de Carreño, seguramente insólita para muchos abderitanos ya que desgraciadamente acabó siendo destruída.

La Torre de los Perdigones, que con el tiempo se convertiría en el principal símbolo de Adra, se construyó para fabricar los perdigones. El proceso de elaboración consistía en fundir el plomo y dejarlo caer a través de una criba. Las gotas de plomo, que tomaban una forma esférica, se iban enfriando mientras caían (gracias en parte a la ventilación que proporcionaban las ventanas de la torre) hasta un pozo con agua situado en el fondo, donde terminaban de solidificarse.
Imagen de la construcción de la Torre de los Perdigones.
 Locomotora en las inmediaciones de la fundición.
 Casa de Carreño, a la izquierda, el portón del mismo nombre, que en la actualidad da nombre a la calle.
 Imagen de la Torre de los Perdigones antes de su restauración.
Imagen de la Torre de los Perdigones en 1934.

Desgraciadamente, todos los edificios de la fundición fueron derribados a finales del pasado siglo XX, solo conservándose en la actualidad la chimenea de la "torre del humo", la "Fabriquilla del Vinagre" y por supuesto la Torre de los Perdigones, principal monumento y emblema de la ciudad de Adra, a la cual se puede subir para que abderitanos y visitantes puedan disfrutar de las maravillosas vistas que ofrece de Adra y del mar. En los nuevos barrios, de modernas viviendas, que hoy se levantan sobre la antigua fundición podemos fijarnos en los nombres de las calles (Avenida de la Fundición, Calle Plata, Calle Portón...), que nos recuerdan que en ese mismo lugar, hace unas cuantas décadas, se levantaba la que fue la fundición de plomo más importante y moderna de toda España y que sin lugar a dudas fue muy importante para el desarrollo y crecimiento de la actual ciudad de Adra.
 Imagen actual de la Torre de los Perdigones. A la derecha se puede ver la Fabriquilla del Vinagre y al fondo la Torre del Humo. Hoy en día hay un parque, "El Parque Torre de los Perdigones", que posee un mirador situado a los pies de la torre desde el cual se puede admirar el puerto de Adra.
 Imagen actual de la Fabriquilla del Vinagre, que en la actualidad alberga un centro de exposiciones.
 Imagen actual de la chimenea de la Torre del Humo, situada fuera del casco urbano de la ciudad
Imagen actual de la Torre de los Perdigones y de la bella fuente del mar.

Recientemente, concretamente durante una de las "Noches en Vela" celebradas en el verano de 2017, fueron abiertas al público una serie de galerías subterráneas existentes bajo la montaña sobre la que se alza la Torre de los Perdigones. Estas galerías, que originariamente sirvieron para acceder al pozo donde caían los perdigones, fueron ampliadas en la Guerra Civil para que fuesen usadas como refugios antiaéreos para que se pudiese proteger la población abderitana durante los temidos bombardeos. En la actualidad, son uno de los dos refugios antiaéreos de la localidad abiertos al público, y que con esta restauración y musealización llevada a cabo se han unido al extenso patrimonio histórico de la ciudad milenaria de Adra.


Si tiene más información que aportar sobre la antigua Fundición de Plomo de San Andrés de Adra podría ponerla en lo comentarios. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario