jueves, 27 de octubre de 2016

EL CEMENTERIO DE ALMERÍA


Durante estos días, los cementerios de nuestro país pierden su característica tranquilidad debido a la gran afluencia de gente que los visita. Los cementerios suelen ser percibidos como lugares desagradables, desconocidos e incluso olvidados por gran parte de la población, ya que son lugares asociados a la tristeza en los que descansan nuestros seres queridos. Pero todos los cementerios son lugares llenos de curiosidades, y en ocasiones guardan un trozo de historia de la ciudad en la que se encuentran. Además, si vamos con los ojos bien abiertos podemos percibir la gran belleza que guardan, materializada en esculturas, jardines... y por supuesto la paz y tranquilidad que se respira en ellos.

Prácticamente todos los pueblos de Almería poseen un camposanto (algunos municipios poseen más de uno), pero hoy visitaremos el Cementerio Municipal de San José, principal cementerio de la capital almeriense y de la provincia.

El Cementerio de San José de Almería se construyó a finales del siglo XIX, concretamente entre los años 1866 y 1867, al igual que otras muchas necrópolis románticas, ya que fue en esta época cuando se empezó a dejar de enterrar a las personas en las iglesias para evitar la propagación de enfermedades.

El proyecto de este nuevo cementerio fue encargado a Joaquín Cabrera Hernández y las obras se adjudicaron a Antonio Rull Merino. En 1903, el arquitecto municipal Trinidad Cuartara diseñó la monumental portada, por la que se accede al recinto. Esta es el elemento más característico de la necrópolis almeriense.
Portada del Cementerio.

En el cementerio de Almería llegaron a morir hasta 392 personas víctimas de las fusilamientos que se llevaron a cabo en una de sus tapias tras la Guerra Civil. Existen siete fosas comunes que contienen todos los cuerpos de todas las personas que fueron fusiladas en la provincia, sobre las que se han construído nichos, haciendo muy difícil la identificación de los cuerpos que contienen. En la primera fosa común hay 51 víctimas, en la segunda hay 6, en la tercera hay 36, en la cuarta 14, en la quinta 139, en la sexta 26 y en la séptima fosa común hay 81 personas enterradas.

Cruz franquista a los caídos.

Destacan algunos importantes mausoleos, como el de Cassinello(1908), Quesada, Orozco, Clemente, Moreno, Góngora (1898), Cano (1875), Rodríguez (1888), entre otros muchos.

Posee una planta irregular debido a las numerosas ampliaciones que ha sufrido a lo largo de su historia. La necrópolis almeriense se distribuye entorno a un eje principal que recorre todo el recinto. El cementerio se encuentra situado en la zona norte de la ciudad.

Bibliografía consultada www,guiadecementerios.com


Otros cementerios de la provincia dignos de destacar son los de Garrucha, Cuevas del Almanzora o Lubrín, entre otros muchos.


1 comentario:

  1. RESPETO POR LOS ANIMALES QUE LUCHAN POR UN MEJOR DIA NO LOS EXTERMINEN TORTUREN NI NADA QUE LOS PERJUDIQUE SI ES QUE HAUN EXISTE CALOR HUMANO POR SUS VENAS. ¡¡LIBERTAD!!!!! AHORA

    ResponderEliminar