martes, 23 de agosto de 2016

LA DESAPARECIDA FOCA MONJE


La Foca Monje, también conocida como Foca Fraile son unos animales que antiguamente habitaban por todo el Mediterráneo, estando en la actualidad en peligro de extinción.

En 2014 se contabilizaron un total de 630 ejemplares de esta especie repartidos por Turquía, Grecia, Mauritania y Madeira, habiendo aumentado la población, ya que en 2006 se contabilizaron 500. En España solo es posible avistar esporádicamente algún ejemplar en las Islas Chafarinas y en Alhucemas, procedentes de la costa marroquí.

En nuestro país, desgraciadamente empezaron a desaparecer a principios del siglo XX debido a la persecución con fines comerciales, solo conservándose algunas pequeñas colonias en las zonas costeras más abruptas y aisladas, como Cabo de Gata, donde existió un pequeño grupo de focas monjes hasta mediados de los años sesenta, aunque desgraciadamente  acabaron desapareciendo. 

Son numerosos los lugares por todo el litoral español que mencionan a estos animales. En nuestra provincia existen varios, por ejemplo la "Roca del Monje", un peñón situado frente a la barriada del Lance de la Virgen, en Adra, denominado así por el avistamiento de una foca monje a principios del pasado siglo XX, seguramente procedente de una antigua colonia que había en la Isla de Alborán, situada a 48 millas naúticas de la costa abderitana. También el famoso enclave del Arrecife de las Sirenas, en Cabo de Gata al parecer debe su nombre a una gran colonia que existió en el pasado que emitía gritos que confundían a los marineros con el canto de las sirenas.

También en la Isla de Alborán se produjeron algunos de los últimos avistamientos de estos simpáticos animales, y es que en esta zona abundaban. En este islote existen varias cuevas como la del Lobo Marino o la del Pagel, donde las focas se solían resguardar.
Arrecife de las Sirenas, en Cabo de Gata
 Isla de Alborán

En 2006 se escucharon voces que hablaban de un proyecto que pretendía reintroducir a un total de 15 ejemplares en Cadaqués (Girona) para el año 2014 procedentes de Mauritania, trasladándose después a otros puntos como Madeira, Canarias o Cabo de Gata, aunque nunca se llegó a realizar.


3 comentarios:

  1. Una pena como los seres humanos nos creemos los dueños del mundo y acabamos matando y haciendo desaparecer a tantas especies. Magnífica entrada. Un saludo!!!

    ResponderEliminar