martes, 23 de agosto de 2016

ALMERÍA ESCULTÓRICA


Hay cientos de esculturas y estatuas por la capital almeriense. Algunas homenajean a algún personaje relevante, otras reivindican algo. Las hay de muchos materiales, de muchos colores, de muchos tamaños y de muchísimas formas. En esta entrada tienen una lista con las esculturas más singulares de la capital almeriense:

Paseando por plena Puerta de Purchena, centro neurálgico de la ciudad de Almería nos encontramos a este ilustre personaje nacido en Alhama de Almería y que fue presidente de la Primera República. Se trata de la estatua de Nicolás Salmerón, estatua de bronce colocada en 2005 y realizada por Lourdes Umérez.
No muy lejos, frente a la Iglesia de San Sebastián se encuentra esta otra escultura, "La Espera", obra de Francisco Javier López Huecas, en 2008.

También en la Plaza de San Sebastián podemos admirar el monumento de la Inmaculada Concepción, una pequeña estatua de esta efigie mariana sobre una columna de mármol, colocada en 1800 por el Obispo Antonio Martínez. En 1936 fue retirada, y tras la Guerra Civil, en 1940 fue restaurada.
 Una de las estatuas más curiosas de Almería es la de Jonh Lennon, instalada en 2007 en la Rambla. Esta estatua recuerda la estancia del famoso cantante en Almería en 1966. Debido a diversos actos vandálicos, en 2010 fue trasladada a la Plaza Flores, emplazamiento actual, ya que una empresa cercana se ofreció a vigilarla.
En plena Rambla de Belén, encontramos la Estatua de la Caridad, una de las más destacadas de la ciudad. Es obra del escultor almeriense Luis Fernández Cortés, en 1898, siendo la más antigua de la capital. Esta estatua fue erigida en homenaje de las víctimas de las trágicas inundaciones del 11 de Septiembre de 1891, en las que murieron veinte personas. La tradición cuenta que representa a una madre rescatada junto a sus dos hijos en la calle de las tiendas, la cual los agarraba a estos fuertemente para evitar que se los llevase la furia del agua. En 2011 fue restaurada debido al mal estado que presentaba.
Esta escultura, realizada en 2003 por Rodrigo Valero en mármol homenajea a los Donantes de Sangre. Se sitúa en la Avenida de Federico García Lorca.
En el Parque de Nicolás Salmerón encontramos la Fuente de los Delfines, construída en 1980, que posee una de las esculturas más bellas de la ciudad.

Frente al Centro de Interpretación Puerta de Almería, también el el Parque de Nicolás de Salmerón encontramos la estatua del Discóbolo de Mirón que imita a la famosa escultura griega.

 Sin salir de este bello parque, encontramos la fuente con la escultura del remador construída en 1971.
En honor al que quizás sea el torero más célebre que ha dado nuestra tierra, en 2008, el ayuntamiento inauguró la estatua de Julio Gómez Cañete, más conocido como "Relampaguito". La escultura se encuentra junto a la Puerta Grande de la Plaza de Toros de la capital almeriense. La estatua ha sufrido daños por diferentes actos vandálicos.
En 2014, se inauguró esta estatua dedicada a los miles de emigrantes que un día abandonaron su tierra en busca de una vida mejor.

 En el Parque de las Almadrabillas, junto al Cable Inglés se encuentra este monumento a los almerienses víctimas del holocausto nazi, "El monumento a la Tolerancia". El monumento representa la escalera por la que murieron muchos de ellos transportando pesadas piedras, alrededor, 142 columnas, una por cada almeriense que murió. La estatua fue realizada en 1999 por María Ángeles Lázaro. El encargado de inaugurar la impresionante estatua fue Antonio Muñoz Zamora, con 84 años, último superviviente del Holocausto.

Junto al Auditorio Maestro Padilla, encontramos la estatua en homenaje al tenor canario Alfredo Kraus, siendo la primera estatua de la península dedicada a este personaje. Fue inaugurada en 2007.

En la Calle Arráez Pacheco se encuentra el busto de Félix Rodríguez de la Fuente. A los pies del pedestal encontramos la estatua de un lobo.

 En conmemoración del centenario de la llegada de los hermanos de la Salle, en 2014 se colocó en la rambla este bello conjunto escultórico, situado frente a la escuela, que representa al fundador de esta, San Juan Bautista de la Salle.

 
Cerca de la orilla del mar y frente al Auditorio Maestro Padilla se encuentra en una rotonda la bella escultura de la sirena, obra del escultor granadino Miguel Moreno y que mide cuatro metros de altura.

En pleno Casco Antiguo de la ciudad, a los pies de la Alcazaba, gran monumento musulmán de Almería encontramos la estatua del Rey Jairán. Como dato curioso citaremos que unas horas después de su inauguración apareció la estatua rota, siendo arreglado el desperfecto tiempo después.
A los pies del campanario de la Catedral de Almería se sitúa la estatua del Obispo Diego Ventaja Milán, que fue martirizado durante la Guerra Civil.
 Estas esculturas conocidas como las gárgolas se situan frente al Teatro Apolo, en la Avenida Obispo Orberá. Fueron realizadas en bronce por Javier Huecas.

 En la Plaza Juan Casinello se encuentra la estatua del educador. Homenajea a los maestros y se colocó en 1969.
En la Plaza Vieja se encuentra el monumento a los Mártires de la libertad, más conocido popularmente como "monumento a los coloraos" o "pingurucho". Homenajea  el "Pronunciamiento de Almería o de los Coloraos"en 1824. Su emplazamiento primitivo era la Puerta de Purchena, aunque fue retirado en 1943 por el ayuntamiento franquista. Más tarde en 1988 fue reconstruido en el actual emplazamiento. En la actualidad sigue existiendo el debate sobre si se tiene que mantener o trasladar a otro lugar.


¿Cuál es tu estatua o escultura favorita?¿Y la que menos te gusta? Puedes dejar tu opinión en los comentarios. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario