sábado, 27 de febrero de 2016

¿REGIÓN DE ALMERÍA?



Como cada 28 de Febrero, día de Andalucía (conocido por muchos almerienses como día del pucherazo andaluz) en Almería se levanta la llaga de la polémica, ¿Almería es Andalucía?

Los que apuestan por una comunidad autónoma uniprovincial para Almería, como lo es la vecina Región de Murcia, la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad de Madrid, las Islas Baleares, el Principado de Asturias, La Rioja o Cantabria, no sólo se basan en una marginación constante e incluso a veces evidente por parte de la Junta de Andalucía (o como la llaman muchos almeriensistas la Junta de Sevilla, por el centralismo de su gobierno), que se traduce en una falta de infraestructuras, algunas básicas, que muchas veces somos los últimos en tener; también en las razones históricas, geográficas y culturales que hacen que nuestra provincia tenga una identidad propia y diferente a la predominante en el resto de Andalucía.

También se basan en una imposición cultural ajena a la tradicional identidad almeriense, que ha sido aceptada tras todos estos años por la mayor parte de la población almeriese. Un buen ejemplo de esto último sería la transformación de la Semana Santa que se ha sufrido en nuestra provincia, en la que se ha rechazado su tradicional estilo, más cercano al levantino, y que en las últimas décadas se ha visto sustituído por los cánones sevillanos. Pero no solo la Semana Santa ha sufrido está transformación, toda la sociedad almeriense hemos sido testigos de la sustitución de nuestras vestimentas y trajes tradicionales por los trajes de faralaes, que sin ser realmente nuestros, se han convertido en un icono imprescindible de nuestra feria. Y como estos simples ejemplos, hay cientos, repartidos por la mayoría de las fiestas patronales de nuestros pueblos.


Son muchos los que piensan que nuestra provincia forma parte de una región histórica comprendida por Almería, algunas zonas de Granada, Murcia y hasta el sur de Alicante, lo que viene ser la zona sublevantina de la Península Ibérica.

¿Pero como llegó nuestra provincia a formar parte de Andalucía siendo supuestamente tan diferente? Pues por el referéndum de aprobación del Estatuto de Autonomía de Andalucía de 1981, en el que el censo electoral de nuestra provincia lo formaban 285.139 almerienses, de los que sólo votaron un 51%, un total de 144.940 almerienses.

-El 42% de los votantes almerienses (un total de 119.550 almerienses) votó a favor.
-El 4,02% de los votantes almerienses (un total de 11.450 almerienses) votó en contra.
-Hubo un 4,4% de votos en blanco (un total de 12.527 almerienses)
-Hubo un 0,49% de votos nulos (un total de 1.413 almerienses)
-Finalmente un 49% de los votantes almerienses se abstuvieron (139.199 almerienses)

Por lo que los resultados en nuestra provincia fueron claramente negativos, ya que aunque la mayoría de los almerienses que votaron lo hicieron a favor (42%), las abstenciones, que fueron del 49% contaban como un no. Si a esto le sumamos los votos en contra, más los votos en blanco y los votos nulos, que también contaban en contra, claramente el resultado en Almería fue un NO.

Los almerienses fueron los andaluces que más se abstuvieron, por el contrario los sevillanos, con un 27% de abstenciones fueron los más participativos. Lo mismo que pasó en Almería pasó en Jaén, donde el resultado también fue negativo.

Según la Constitución Española para que el proceso de formación de la comunidad autónoma siguiese adelante, al menos más de la mitad  de los votantes tenían que votar SÍ, de no ser así se paralizaría el proceso y habría que esperar cinco años para volver a convocar el referéndum. Así que se optó por un método rápido, en el que se ignoró la voluntad de los almerienses, que fueron introducidos en Andalucía junto a la provincia de Jaén, provincia en la que los resultados también habían sido negativos.



Recientemente emergió de las redes sociales la Asociación cultural y reivindicativa "Acción por Almería", una asociación que tiene como objetivos divulgar la identidad de nuestra provincia, poner de manifiesto la marginación constante por parte de la Junta de Andalucía, difundir la historia, tradiciones y cultura almeriense y por supuesto el reconocimiento de la autonomía para Almería.



Pero no sólo existe un sentimiento regionalista en Almería, también en las provincias limítrofes de Granada, Málaga y Jaén. Muchos almerienses, granadinos, malagueños y jienenses apuestan por el reconocimiento de la comunidad autónoma de Andalucía Oriental, basada en el histórico Reino de Granada.


¿Región de Almería? 

Pueden poner su opinión en los comentarios. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario