jueves, 8 de octubre de 2015

LA PLAZA VIEJA DE ALMERÍA



Imagen de la Plaza Vieja con la Alcazaba al fondo

En pleno casco histórico de la capital almeriense, se encuentra la plaza de la Constitución, más conocida como "Plaza Vieja", y es que la plaza que alberga la sede del consistorio almeriense ya existía en época musulmana, siendo la más antigua de la ciudad. Por aquel entonces había un zoco y siglos más tarde sería el lugar donde tendrían lugar diversos festejos taurinos y juegos de cañas. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX, concretamente en el año 1842 cuando se empezó a construir el ayuntamiento y todo el conjunto de la plaza porticada. Estas obras finalizaron en 1912, concediéndole a la plaza el aspecto actual.

 Imagen del Ayuntamiento antes de las remodelaciones actuales.

El ayuntamiento fue construido a finales del siglo XIX, por el arquitecto Trinidad Cuartara. Desde hace varios años el bello edificio está sufriendo importantes obras de restauración, al igual que el conjunto de la plaza. En el centro de la plaza se levanta una especie de obelisco conocido por los almerienses como el Pingurucho o Monumento a los coloraos,  que oficialmente se llama Monumento a los Mártires de la Libertad. Este curioso monumento homenajea el "Pronunciamiento de Almería o de los Coloraos" en 1824, cuando llegaron a Almería un grupo de combatientes liberales procedentes de Gibraltar que pretendían instaurar la Constitución de 1812. El primer monumento que homenajeaba este hecho en Almería era un mausoleo que se construyó cerca del Cementerio de San José, sin embargo, en 1868, se levantó un nuevo monumento en la Puerta de Purchena que en 1898 sería trasladado ha esta plaza. En 1943, por la visita a la ciudad de Almería de Franco, el ayuntamiento franquista decidió destruir el monumento. En 1988 se construyó una réplica que es la que podemos admirar en la actualidad, la cual mide 18 metros y pesa 150 toneladas. Como curiosidad, mencionaremos que originalmente, el Pingurucho, albergaba en la parte más alta la estatua de un ángel que simbolizaba la libertad. Sin embargo, en uno de los traslados del monumento, concretamente en el de 1898, el ángel sufrió una caída, quedando totalmente destrozado, por lo que se colocó la actual bola con pinchos que simboliza al sol.
Imagen del Monumento a los Mártires de la Libertad con el Ayuntamiento de fondo

 Desde 2014, se puede visitar en esta misma plaza el CIP (Centro de Interpretación Patrimonial de Almería), un original museo en el que el visitante puede conocer la historia y los monumentos de la ciudad. En la primera planta se puede conocer la Almería musulmana, en la segunda la cristiana y en la tercera la Almería Contemporánea. Además hay una terraza desde la que se puede disfrutar de unas bellas vistas de la ciudad.

Edificios que rodean la plaza

  La Plaza Vieja está adornada con grandes palmeras y árboles que invitan a sentarse y disfrutar de este bello y tranquilo enclave de la capital almeriense.
La Plaza Vieja durante una celebración



No hay comentarios:

Publicar un comentario