martes, 11 de agosto de 2015

EL SANTUARIO DEL SALIENTE Y "LA PEQUEÑICA", ALBOX


Imagen de la Romería de la Virgen del Saliente.

Perteneciente al municipio de Albox, a 18 km del centro del pueblo, se haya sobre el Monte Roel, antiguo poblado prehistórico, en un bello, mágico y único entorno, el Santuario de Nuestra Señora del Buen Retiro de los Desamparados del Saliente. Este templo alberga la venerada  talla de la Virgen del Saliente, también conocida cariñosamente como la "Pequeñica". El Santuario es una de las zonas de peregrinación más importantes del sureste peninsular. Cada 8 de Septiembre se celebra una gran romería a la que asisten miles de peregrinos.

Cuenta la leyenda, que en pleno siglo XVIII, a Lázaro de Martos, perteneciente a una familia de labradores, se le apareció la Virgen María en mitad de la noche. Este místico suceso estaba acompañado de cánticos y vaticinios. Lázaro de Martos dedicó el resto de su vida a los estudios eclesiásticos, llegando a convertirse en cura de Albox.

Tiempo después, Lázaro de Martos decidió que el pueblo de Albox debería poseer una talla muy parecida a la Virgen que se le apareció para que se convirtiese en objeto de veneración, por lo que fueron elegidas dos personas con el encargo de dirigirse a la ciudad de Granada para adquirir la ansiada imagen.

Cuenta la leyenda que los dos individuos se hospedaron en una posada de Guadix para pasar la noche. Allí conocieron a un cura con el que intercambiaron conversación, haciéndole saber a este el objetivo del viaje. El sacerdote les dijo que él mismo poseía una talla que quizás fuese de su agrado y este les invitó a que la admirasen en su casa. 

Los dos individuos quedaron satisfechos con la imagen, por lo que decidieron pagar por ella, pero el cura se negó, ya que no le gustaba llevar dinero por la noche, así que les invitó a volver al día siguiente por la mañana. El cura no apareció, por lo que decidieron ir hasta la casa del párroco. Tras buscarla y preguntar por ella, nunca la encontraron y acabaron volviendo a Albox. Una vez en el pueblo, Lázaro de Martos contempló la recién llegada imagen, quedando satisfecho, pues era igual a la que se le había aparecido.
  
El templo se construyó en el año 1769 siendo obispo de la Diócesis almeriense Claudio Sanz y Torres. Se edificó sobre una primitiva ermita. Junto a la Iglesia encontramos un Palacio Episcopal y una hospedería, además de una gran explanada. En la actualidad, el Santuario forma parte del Patrimonio Histórico Español desde 1992.

 Imagen de la Virgen del Saliente

Nuestra Señora del Buen Retiro de los Desamparados del Saliente, más conocida como Virgen del Saliente o "La Pequeñica" es una imagen barroca de 60 cm de altura, tallada en el siglo XVIII, siendo de autor anónimo. Fue coronada pontificalmente por el obispo Monseñor Casares Hervás en 1987.

Su iconografía (La Virgen sostenida por dos ángeles, un dragón y una luna) es extraña, pues es de estilo apocalíptico y en la época en la que se talló predominaba el inmaculista. La Virgen despierta un gran fervor en toda la comarca, prueba de ello es la cantidad de peregrinos que van a diario al Santuario y los miles que asisten a su romería, de hecho, según las estadísticas, unas 80.000 personas visitan anualmente este mágico lugar

Cada 8 de Septiembre se celebra la Romería, en la que miles de peregrinos se acercan al lugar. Algunos de ellos van descalzos o incluso de rodillas. También se hacen ofrendas a la virgen, la más tradicional es la de ofrecerle albahaca. Este día tienen lugar numerosas misas de peregrinos, tras estas y tras el rezo del Angelus tiene lugar una procesión por el entorno del Santuario.

A la Virgen del Saliente se le atribuyen diversos milagros, la mayoría relacionados con curaciones milagrosas.

Son muchas las personas que dicen haber tenido experiencias extrañas en el entorno del Santuario, como extrañas luminarias en mitad de la noche. También se cuentan historias relacionadas con la aparición en numerosas ocasiones de una extraña mujer vestida de blanco o de ruidos producidos por el arrastre de muebles en el interior del templo cuando este está cerrado. También se habla de que en ocasiones se han podido escuchar extraños cánticos en latín estando el edificio cerrado.

Quizás lo más impactante es lo que se cuenta sobre un fenómeno ocurrido en los años sesenta, cuando algunas mañanas aparecía arena procedente de la playa a los pies de la imagen de "La Pequeñica". Cuentan que un hombre se quedó en el interior del templo durante la noche, vigilando para intentar descubrir quien era el que ponía la arena. Dicen que el hombre pudo contemplar como la misma Virgen volaba hasta la playa de Mojácar, de donde traía la arena.



 Imagen de la gran Plaza Mayor de Albox durante una de las bajadas de la Virgen al pueblo. La gran afluencia de personas nos puede dar una idea del fervor que levanta la imagen de la Virgen del Saliente.
   Interior de la Iglesia del Saliente.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario