jueves, 21 de junio de 2018

LA NOCHE DE SAN JUAN EN ALMERÍA. TRADICIÓN, MAGIA Y LEYENDA.



Cada año, en la víspera de San Juan, la magia hace acto de presencia inundando cada rincón de la geografía almeriense para dar la bienvenida al verano. Desde Adra a Pulpí, el litoral se ilumina con la refulgente luz del fuego, haciendo posible vislumbrar la silueta de nuestra provincia desde el cielo. Miles de almerienses, siguiendo esta tradición de tintes ancestrales y paganos, toman las playas para bañarse a partir de medianoche, cuando según la creencia popular hay que lavarse la cara para atraer la salud y la belleza durante el resto del año.

Pero aparte del agua, el fuego adquiere un papel muy importante durante la noche de San Juan. El aire, impregnado con el inconfundible olor de esta celebración, el de las brasas, inunda nuestros pueblos y ciudades. Las playas se llenan de hogueras alrededor de las cuales se reúne la familia y amigos en una velada única. Los más superticiosos tendrán que saltar el fuego tres veces para ahuyentar a las malas energías. También es frecuente quemar lo viejo, o en el caso de los estudiantes, los apuntes del curso que acaba de terminar en un intento de purificación y renovación. Existen otros rituales dignos de la brujería más experimentada en los que se utilizan plantas o velas y que solo podrían ser llevados a cabo durante esta noche cargada de magia y misterio.


Espectáculos pirotécnicos, sardinadas, moragas, conciertos, mercadillos artesanales y fiestas completan las posibilidades que ofrecen los distintos municipios del litoral almeriense para celebrar el solsticio de verano. Pero esta celebración no queda relegada a los ambientes de arraigo marinero. En los pueblos del interior de nuestra provincia también se celebra la noche de San Juan por todo lo alto. En localidades como Abla, esta noche es conocida como la del agua. Los vecinos se echan agua entre ellos tratando de que el resto del año sea rico y abundante. Ritos parecidos son frecuentes en otras localidades, en las que los vecinos se bañan en acequias o piscinas. También son frecuentes las  hogueras, por ejemplo las del Barrio de las Zorreras de Huercal de Almería, e incluso las verbenas, como la que organiza Senés.

Pero la mágica noche de San Juan también deja espacio para la leyenda. Se cuenta que justo a las doce de la noche, junto al pilar de la torre de la Catedral de Almería aparecerá ante el allí presente un personaje de reducida estatura vestido con chilaba blanca y acompañado por un fornido e imponente gigante de tez negruzca y un solo ojo en su rostro. Estos peculiares personajes nos guiarán hasta la desaparecida torre de Arcas (que se situaba en las inmediaciones del Hotel La Perla), donde veremos a la bella princesa mora Galiana inmersa en su eterno letargo. Si hacemos un mínimo ruído o hablamos, la princesa cautiva despertará y quedaremos allí presos para la eternidad. Otra versión cuenta que si osamos entrar en dicha torre contemplaremos un gran tesoro compuesto de joyas y monedas. Si actuamos con celeridad podremos llevarnos algo, de lo contrario, si la codicia nos posee, quedaremos encerrados junto con Galiana para siempre, a menos que otro inocente transeúnte acepte la invitación, rompiéndose así el hechizo. Otra variante sitúa esta leyenda en la Alcazaba, sustituyendo la torre de Arcas por un encantado palacio repleto de tesoros que aparecerá de forma evanescente en unos montes cercanos.


domingo, 25 de marzo de 2018

SEMANA SANTA de VERA


La Semana Santa de Vera, de Interés Turístico andaluz, es una de las más destacadas de la provincia de Almería. Los orígenes de la semana mayor veratense se remontan a la Reconquista cristiana de la ciudad, procesionando actualmente cofradías que datan del siglo XVII. Aunque con un primitivo estilo levantino, en la actualidad, posee una fusión entre este y el andaluz. Como curiosidad, la Semana Santa de Vera empieza en la semana anterior al Viernes de Dolores, cuando las imágenes del Nazareno y la Virgen de las Angustias son trasladadas a la Iglesia de la Encarnación.

COFRADÍAS:
Existen tres cofradías:

 -Real y Venerable Hermandad de San Juan Evangelista y Stmo. Cristo de la Misericordia: De la existencia de esta hermandad se tiene constancia ya en el año 1674, siendo la más antigua de Vera. Procesiona el Jueves Santo a sus imágenes titulares: el Cristo de la Misericordia, el Cristo de la Oración en el Huerto, María Santísima de Gracia y Esperanza y San Juan Evangelista.
-Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno: Fue fundada en el año 1802. Tiene su sede canónica en la Ermita de San Antón y procesiona los pasos del Nazareno, el Lavatorio y la Piedad (Viernes Santo por la mañana) y al  Resucitado (Domingo de Resurrección).
-Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestra Señora la Santísima Virgen de las Angustias: Tiene su sede canónica en la Ermita de la Virgen de las Angustias, donde se pueden admirar sus imágenes titulares (Nuestro Padre Jesús de la Columna, el Santo Sepulcro y la Virgen de las Angustias) y desde la cual procesiona el Viernes Santo.

Además existe una hermadad infantil (Hermandad Juvenil e Infantil de la Virgen de los Perdones y Jesús de la Esperanza) y la Mayordomía de San Antón, que se encarga de procesionar a Nuestro Padre Jesús Cautivo y a María Santísima de la Pureza.

PROCESIONES:

DOMINGO DE RAMOS

Procesión de Palmas y obra teatral del Grupo San Cleofás.

MARTES SANTO

Hermandad Juvenil e Infantil de la Virgen de los Perdones y Jesús de la Esperanza.
Durante la noche del Martes Santo son los más pequeños de la localidad los que se encargan de procesionar a las imágenes de la Virgen de los Perdones y Jesús de la Esperanza.

MIÉRCOLES SANTO

Procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Pureza (Mayordomía de San Antón).
Esta procesión, organizada por la Mayordomía de San Antón (en espera de constituirse como cofradía), fue creada recientemente por los gitanos de la localidad. Esta corporación fue impulsada con la ayuda del párroco Carlos María Fortes, muy volcado con la pastoral gitana, el cual logró que una vieja escuela en ruinas, perteneciente al obispado, fuera convertida en la Parroquia de Santa María de los Pueblos. Ambas imágenes titulares, Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Pureza, son obra de David Valenciano Larios y se pueden ver en la Ermita de San Antón.

JUEVES SANTO

 Real y Venerable Hermandad de San Juan Evangelista y Stmo. Cristo de la Misericordia.

Esta hermandad procesiona a la venerada talla del Cristo de la Misericordia, un crucificado de autor anónimo y realizado en el siglo XVII, siendo la imagen más antigua que posee la Semana Santa de Vera. El cristo es procesionado en un trono portado por sesenta hombres.

También procesiona el paso de misterio de la Oración en el Huerto, cuya imagen cristífera fue realizada por el imaginero sevillano Jesús Curquejo en 2002. Junto al cristo hay un ángel de autoría anónima realizado en 1942. Completa el misterio un olivo situado tras las imágenes. La escena es iluminada por cuatro faroles plateados situados en las esquinas.

El tercer paso que saca esta hermandad es el de María Santísima de Gracia y Esperanza, imagen realizada en 1996 por el imaginero sevillano Emilio López. Acompañando a la Virgen se encuentra San Juan Evangelista, realizado por el mismo imaginero en el año 2007. Es portado por sesenta mujeres.

VIERNES SANTO

Durante la mañana del Viernes Santo tiene lugar el traslado de Nuestro Padre Jesús Nazareno (Subida de Jesús). Hay que mencionar que en este cortejo participan exclusivamente hombres, quedando las mujeres como espectadoras. Una vez que el desfile llega a la Plaza Mayor tiene lugar el Pregón del Judío, uno de los momentos más característicos y destacados de la Semana Santa de Vera. Este evento consiste en la recitación de forma lírica de la Sentencia de Jesús por un romano ante una plaza abarrotada de gente.


Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
A continuación tiene lugar la procesión, encabezada por el trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de estilo barroco y dorado en pan de oro. La venerada talla del cristo fue realizada en 1940 por el escultor valenciano José María Ponsoda.

El trono del Nazareno es seguido por el imponente paso de estilo rococó del misterio del Lavatorio, portado exclusivamente por mujeres. La iconografía de este paso, ya de por sí inusual a escala nacional, es totalmente única en la provincia de Almería. Las imágenes de Jesús y de San Pedro fueron realizadas en 1941 por el escultor valenciano Arturo Bayarri.






También procesiona con esta cofradía María Santísima de la Piedad, en un bello paso de madera caoba realizado por el tallista José Carlos Rubio Valverde y portado por 40 hombres. La imagen fue realizada por el imaginero cordobés Enrique Ruiz Flores y procesionó por primera vez en 1999.



Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestra Señora la Santísima Virgen de las Angustias.
Procesiona el trono de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna, que es portado por la comunidad gitana de Vera, la cual tiene una gran vinculación con la imagen, que de hecho es conocida cariñosamente como "Cristo de los Gitanos". La talla fue realizada en 1998 por el afamado imaginero sevillano Juan Manuel Miñarro López. La primitiva imagen, destruida durante la Guerra Civil, al parecer fue realizada por Salzillo.

A continuación procesiona el Santo Sepulcro, realizado en 1950 por Alfons Ramón I Uribe, sustituyendo a la anterior imagen destruida en la Guerra Civil. El paso encargado de procesionar la urna con el cristo yacente fue realizado en Madrid por los Hermanos Gallardo Baraza.

Por último, cerrando el cortejo, se encuentra la Virgen de las Angustias, patrona y alcaldesa perpetua de la localidad, que fue coronada en 1888. Fue realizada a finales del siglo XVII en madera de boj, aunque se desconoce su autoría. Procesiona en en elegante paso de palio.



DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Resucitado (Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno)
Procesiona una pequeña imagen de serie de Cristo Resucitado, conocida popularmente como "El Niño". Los vecinos donan regalos que después serán subastados para ayudar a la financiación de la Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.




 OTRAS SEMANAS SANTAS DE LA PROVINCIA DE ALMERÍA

-Semana Santa de Adra.
-Semana Santa de Albox.
-Semana Santa de Almería.
-Semana Santa de Berja.
-Semana Santa de Cuevas del Almanzora.
-Semana Santa de Huércal-Overa.
-Semana Santa de Sorbas.
-Semana Santa de Vélez-Rubio. 
-Semana Santa de Vera.

sábado, 30 de diciembre de 2017

PLAZAS DE ALMERÍA


En esta entrada recorreremos la capital almeriense, parando en algunas de sus plazas más bellas e importantes.

PLAZA VIEJA
La Plaza de la Constitución, más conocida por los almerienses como Plaza Vieja, es sin duda alguna una de las plazas más bonitas de Almería. Este bello enclave de la ciudad guarda todavía los latidos de su extensa historia. La plaza ya existía en época musulmana, periodo en el que albergaba un zoco. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando se consolidó su fisonomía actual, gracias a la construcción de la sede del Ayuntamiento de Almería, obra del arquitecto almeriense Trinidad Cuartara. En el centro de la plaza podemos ver el monumento a los mártires de la libertad, más conocido por los almerienses como el pingurucho, que homenajea el pronunciamiento de Almería. Esta especie de obelisco nunca a estado exento de polémica, de hecho, su emplazamiento original era la Puerta de Purchena, donde estuvo hasta 1943, año en el que fue retirado por el ayuntamiento franquista. En 1988 fue colocado en la Plaza Vieja y hasta el día de hoy siempre ha levantado polémica el lugar de su ubicación, siendo pedida por algunos su retirada. Además de la sede del consistorio almeriense, en esta plaza podrás visitar el CIP (Centro de Interpretación Patrimonial de Almería), un moderno y original museo en el que podrás conocer la historia y monumentos de la ciudad. Desde hace varios años, la plaza y el ayuntamiento se encuentran sumidas en unas obras que parecen ser interminables debido a la incompetencia de la administración.

PLAZA DE SAN PEDRO
Otra de las principales plazas del casco antiguo de Almería es la de San Pedro, que se constituyó  como tal en 1848. Su nombre original era "Plaza de Sartorius". En 1862 se llamó "Plaza de Isabel II" y más tarde, en 1868, "Plaza de la Libertad". A finales del siglo XX, la plaza fue remodelada para construir un aparcamiento subterráneo y desde entonces el lugar ha sido reestructurado en diversas ocasiones, levantando la polémica en la última de ellas, debido entre otras cosas, al impacto visual y estético de las chimeneas instaladas. Dando sombra y nombre a la plaza se encuentra la Iglesia de San Pedro, uno de los principales templos de Almería.
Imagen de la Plaza de San Pedro antes de la última remodelación con la iglesia homónima al fondo.
Imagen actual de la Plaza de San Pedro

PLAZA FLORES
La siguiente plaza se sitúa a escasos metros de la Puerta de Purchena. En ella podemos ver un magnífico edificio, la Casa Roche, que parece presidirla. Este edificio es obra de Guillermo Langle y fue construido en 1924, convirtiéndose en el edificio más alto de la capital tras superar a la Casa de las Mariposas. También veremos la torre de la cercana Iglesia de Santiago, que asoma por una esquina entre los edificios, pareciendo querer abrirse hueco en la plaza. En esta también se encuentra el Hotel Torreluz. Desde 2010, podemos observar aquí la estatua de Jonh Lennon, que parece tocar su guitarra ajeno al ajetreo diario de la plaza. La estatua homenajea la estancia de este famoso cantante en Almería, allá por el año 1966.
 Casa de los Roche y campanario de la Iglesia de Santiago.

PLAZA DE SAN SEBASTIÁN
Más cerca aún de la Puerta de Purchena se encuentra la Plaza de San Sebastián. Presidiendo esta pequeña plaza se encuentra la Iglesia de San Sebastián, construida en 1673 sobre una ermita posterior a una antigua mezquita. En el centro de la plaza hay un bonito monumento dedicado a la Inmaculada Concepción. Otra curiosa escultura que podemos admirar en este emplazamiento es la de "La Espera", obra de Javier Huescas.
"La Espera".

PLAZA DEL MAESTRO RODRÍGUEZ ESPINOSA
En esta plaza, situada en las inmediaciones del Hospital Provincial, podemos ver un busto de Federico García Lorca, ya que en esta vivió el famoso poeta granadino durante el tiempo que cursó el bachillerato en Almería, ciudad que tuvo que abandonar cuando una afección bucal le obligó a regresar a su Granada natal. En esta bella plaza existe un palacete que data del siglo XIX, conocido popularmente como la casa de los duendes, en la que se dice que han sucedido numerosos hechos paranormales. En esta casa vivía el Maestro Rodríguez Espinosa, al cual se le dedicó la plaza, que antiguamente se encontraba cerrada con una verja.

PLAZA CAREAGA
La Plaza Careaga es una de las plazas que se abrieron en mitad del casco antiguo de Almería entre los siglos XVIII y XIX. El nombre de esta plaza viene de la importante familia Careaga, que tenía por aquí su vivienda. El edificio más importante de la plaza es la casa de los Marqueses de Torre Alta, que data del año 1847. En el centro de esta podemos encontrarnos con una curiosa escultura esférica que durante la noche proyecta en el suelo la palabra luz en diversos idiomas.

PLAZA DEL EDUCADOR
La Plaza Juan Casinello, más conocida como Plaza del Educador, se encuentra junto al Paseo de Almería y su tranquilidad parece llamar a los ajetreados transeúntes del paseo, invitándoles a descansar en algunos de sus bancos. Decorando el lugar, aparte de numerosas plantas y flores, hay una fuente. En esta plaza también se encuentra la estatua que homenajea a la figura del maestro, colocada en 1969. Presidiendo el lugar se encuentra el emblemático edificio Banesto, diseñado en 1906 por Trinidad Cuartara. Este bello lugar también es conocido por los almerienses como plaza de la leche, pues antes de que se inaugurase la estatua del educador, esta fue cubierta con una sábana. Los almerienses se preguntaban ¿Qué leche es eso?, de ahí que la llamen así.



PLAZA CAMPOAMOR
En esta pequeña plaza, situada en el centro de la capital, podemos admirar el monumento a San Valentín, que se cuenta que está enterrado en el claustro de la Catedral de Almería (ver aquí). El monumento es un bajorrelieve realizado por Perceval. Rodeándolo hay unos hierros en los que los enamorados encadenan su amor, moda importada de algunas capitales europeas.


 PLAZA DE LA CATEDRAL
Y por fin llegamos a una de las plazas más importantes de Almería: La Plaza de la Catedral. En ella, aparte de poder admirar la monumentalidad de la Catedral-fortaleza de Almería, que fue construida por el Obispo Villalán tras el devastador terremoto de 1522, podemos ver otros edificios, como el Palacio Episcopal, que se levantó en 1865, terminando así de urbanizar la plaza; la Casa Sacerdotal San Juan de Ávila y el Hotel Catedral. La última remodelación de la plaza, que le concedió su aspecto actual, tuvo lugar entre los años 1999 y 2000 por el arquitecto Alberto Campo Baeza. Esta se pavimentó con mármol de Macael y se eliminaron las rejas que custodiaban la fachada de la catedral. Además, se plantaron las enormes y majestuosas palmeras que embellecen este emblemático lugar del corazón de Almería. Tradicionalmente, esta plaza siempre fue un oasis en el corazón de la ciudad, poseyendo jardines con muchos árboles. Sin embargo, en el año 1970 todos los árboles y plantas fueron talados para acoger el rodaje de la película Patton, concretamente para rodar una escena en la que las tropas aliadas llegaban a Palermo.
Imagen actual de la Plaza de la Catedral.
Antigua imagen de la Plaza de la Catedral

PLAZA BENDICHO
Otro remanso de paz situado en el corazón de la capital almeriense, concretamente tras la catedral, es la Plaza Bendicho. Esta plaza albergó las importantes Casa de los Puche y Casa de la Música. En el centro se encuentra el busto de Celia Viñas. En la plaza tienen su sede dos de las hermandades de Semana Santa más importantes de la ciudad, la del Prendimiento y la de los Estudiantes.


PLAZA DE LOS BURROS
La Plaza de los Burros es el resultado de la unión de las plazas Marqués de Heredia y Pablo Cazard, creando una nueva y moderna zona peatonal en el centro de la ciudad a la que los almerienses conocen como Plaza de los Burros, debido a que en tiempos pasados era una parada para los coches de caballos. En la parte baja de la plaza se encuentra el emblemático edificio de la Escuela de Artes y Oficios de Almería. También la parte trasera del Teatro Cervantes y la salida de los Refugios Antiaéreos de la Guerra Civil.

Escuela de Artes y Oficios.

PLAZA DE LAS VELAS y PLAZA CIRCULAR
Al final de la Rambla de Belén, cerca de su desembocadura en el mar, se encuentra la Plaza de las Velas. En este emplazamiento podemos admirar el gran obelisco y la fuente de los 103 pueblos de la provincia. Junto a esta plaza encontramos la Plaza Circular, cuyo nombre oficial es Plaza Emilio Pérez, la cual cierra el Paseo de Almería por el sur. En esta plaza podemos ver algunos edificios como la Delegación del Banco de España o la Casa de Doña Pakyta, que intenta hacerse un hueco. Esta alberga en la actualidad un museo de arte.

 Fuente de los 103 pueblos.
Delegación del Banco de España.

PUERTA DE PURCHENA
Para terminar nuestro recorrido por las plazas más emblemáticas de la capital almeriense visitaremos la Plaza Puerta de Purchena, centro neurálgico de la ciudad de Almería, en la que desembocan algunas de sus arterias más importantes, como el Paseo de Almería o la Rambla del Obispo Orberá, entre otras. En esta plaza se encontró hasta 1855 la Puerta de Purchena, una de las puertas del recinto amurallado de la antigua ciudad. Realmente, esta puerta se denominaba Puerta de Pechina, pero por un error de transcripción de los Reyes Católicos, en el que confundieron ambos pueblos almerienses, pasaría a llamarse así para siempre. En este lugar se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de la capital almeriense, la Casa de las Mariposas, levantada en 1909 por Trinidad Cuartara, siendo el edificio más alto de la ciudad durante un tiempo. También podemos encontrarnos paseando por la plaza al ilustre Nicolás Salmerón, cuya estatua fue colocada en 2005.


Antigua imagen de la Puerta de Purchena.


  Otras entradas:
-CALLES DE ALMERÍA CON NOMBRES CURIOSOS
-PLAZAS DE ALMERÍA 
-10 PUEBLOS ALMERIENSES CON NOMBRES RAROS
-ALMERÍA ESCULTÓRICA
-IGLESIAS DE ALMERÍA CAPITAL
-CASTILLOS DE ALMERÍA

viernes, 22 de diciembre de 2017

CALLES DE ALMERÍA CON NOMBRES CURIOSOS



El callejero urbano de Almería, al igual que el de otras tantas ciudades y pueblos españoles, está repleto de nombres curiosos. Muchos de estos nombres de calles han sido colocados por la mismísima historia de la propia ciudad, recogiendo en su trama urbana un sinfín de anécdotas, curiosidades e incluso leyendas que gracias a esto permanecerán vivas más fácilmente.

Calle DE LAS TIENDAS
La calle de las Tiendas es una de las más céntricas de la capital almeriense, uniendo la Puerta de Purchena con la Calle Jovellanos. Surgió en la Almería califal, concretamente en el siglo XI, cuando era el Camino de Pechina. Después sería la Carrera Real de los Reyes Católicos y en el siglo XVI, la Calle de las Lencerías. Esta fue la calle comercial por excelencia de Almería, albergando míticos comercios como "El Blanco y Negro", "Sombreros Plaza", "Marín Rosa", "La Tijera de Oro" o los almacenes de "La Sirena", cuyo logo aún se puede ver en la medianera de un edificio, sobreviviendo al paso del tiempo y siendo testigo del ajetreo diario de la calle. Afortunadamente, aún perviven algunos comercios antiguos como el bazar "El Valenciano". Este comercio fue fundado en el año 1870, siendo el más antiguo de la ciudad. Fue fundado por los Ivorra, una familia de emigrantes valencianos. Hoy en día se encuentra regentado por el bisnieto del fundador y entre sus estanterías y vitrinas podemos encontrar principalmente souvernirs, entre los que por supuesto no puede faltar nuestro indalo. Decorando la calle podemos ver unos paneles que nos muestran los principales acontecimientos históricos de Almería. Sin lugar a dudas, el edificio más destacado de la calle es la Iglesia de Santiago, fundada en 1494 por los Reyes Católicos, cinco años después de la Reconquista de la ciudad.
Calle de las Tiendas. A la izquierda el muro de la Iglesia de Santiago.
Bazar "El Valenciano".

Antigua Calle del SANTO CRISTO, actual JOVELLANOS
El antiguo nombre de la actual Calle Jovellanos procede de la pintura de un cristo crucificado, que según la leyenda, apareció milagrosamente en el siglo XVI, después de que unos posaderos del lugar le dieran alojamiento a un pobre viajero, recordando por su gran similitud a la famosa leyenda del Abuelo de Jaén. Otra historia cuenta que fue pintado por un joven en el siglo XIX, tras haber sido retado. Se dice que en una ocasión, la pared fue picada y al poco tiempo, la pintura volvió a aparecer milagrosamente. Durante la Guerra Civil, la pintura fue tapada por unos sacos de carbón, de ahí que sea popularmente conocido como Cristo de los Carboneros. Durante la Guerra Civil, la calle fue conocida como Calle del Cristo Rojo, pasando más tarde a llamarse Jovellanos. El cristo, situado en una capilla en el interior de un portal, se puede ver por la noche, ya que es cuando se encuentra iluminado el interior. En esta calle se encuentra "Casa Puga", el bar más antiguo de Almería.
Bar Casa Puga, el más antiguo de la ciudad.

Calle ENCUENTRO
Esta calle, situada en el pintoresco barrio de la Almedina, se denomina así porque era el lugar en el que antiguamente se encontraban las imágenes de Cristo y la Dolorosa cada Semana Santa. En esta calle nació el torero almeriense más famoso de todos los tiempos, Julio Gómez, más conocido como "Relampaguito". Su casa sigue existiendo, aunque desgraciadamente se encuentra en estado de ruina.
Calle DUDA
El origen del nombre de esta calle es uno de los más curiosos. Se cuenta que tras un terremoto, quedó en mitad de la calle una gran cantidad de escombros, impidiendo el paso de la procesión del Cristo crucificado y la Dolorosa, que se tendrían que encontrar en la Calle Encuentro. Se cuenta que una espontánea gritó: Madre mía, tú no dejes de tocar a tu hijo, si los hombres no te acompañan te acompaño yo. En ese momento, los portadores subieron con los tronos sobre el montón de escombros, encontrándose las imágenes sobre estos. Desde aquel momento, la calle pasaría a llamarse para siempre Calle de la Duda, en recuerdo de la duda que les surgió a los partícipes en el desfile aquel día.
Calle DESCANSO
El origen del nombre de esta pintoresca calle también es muy curioso. Al parecer procede de una antigua piedra donde se apoyaban los tronos durante la Semana Santa para que descansasen los portadores. En el número 35 de esta calle se encuentra la casa más estrecha de Almería, cuya fachada mide solo dos metros. La Calle Descanso, situada en el Barrio de la Almedina, es una de las más bonitas de la ciudad. Esta calle del casco histórico, es una de las pocas que aún conservan las típicas casas almerienses de puerta y ventana, pintadas con colores primarios. Al final de esta bella calle se encuentra la estatua del Rey Jairán, situada en una pequeña plaza a los pies de la Alcazaba. Recientemente, el Ayuntamieno llevó a cabo un proyecto de remodelación de la calle, ya que se considera una vía preferente de acceso a la Alcazaba.
Calle Descanso, una de las más bellas de Almería.
Calle Descanso desde la Alcazaba.

Calle DUENDES
Aunque no se sabe a ciencia cierta el origen del nombre de esta calle, son algunas las personas que aseguran haber visto por la zona a algunos extraños personajes, como una chica de aspecto triste que siempre viste una especie de vestido blanco, más concretamente en la Plaza Maestro Rodríguez Espinosa. En dicha plaza, en la que podemos encontrar un busto de Federico García Lorca, ya que el poeta granadino vivió en este lugar durante el tiempo que cursó bachillerato en Almería, existe un caserón del siglo XIX en el que se cuenta que han sucedido numerosos hechos paranormales.

Calle HÉRCULES
El nombre de esta calle se debe a que bajo la casa número 6, apareció un busto sin cabeza de origen fenicio, que se atribuyó a Hércules. No sólo fue esta estatua el único resto arqueológico que apareció en la zona, también aparecieron vasos con huesos calcinados e incluso jarrones funerarios de origen griego. Otra historia que explica el posible origen del nombre de la calle es la de Juan, inquilino de esa misma casa, al que apodaron Hércules por su gran fuerza y musculatura. También era conocido como el Gigante Negro, debido a sus grandes dimensiones y su oscura tez. Este hombre fue temido por muchos vecinos de la zona, ya que se le acusó de algunos crímenes sucedidos.
Calle MILAGRO
Esta calle se sitúa en el centro de Almería. En esta calle se encuentra la fachada trasera de la casa de los Marqueses de Cabra, actual Archivo Municipal. En esta casa-palacio vivió durante el siglo XIX una de las familias más pudientes de la capital almeriense, los Jover-Greppi. Durante la madrugada del 9 de Febrero de 1879 la desgracia se cebó con esta familia, cuando tras un gran estruendo murieron sepultadas cuatro inquilinos de la vivienda por el derrumbe de la cúpula del patio. Afortunadamente, se salvó María Greppi Jover, esposa del marqués de Cabra, ya que en ese momento se encontraba buscando un anillo que se le había perdido en una estancia que daba a la calle, que según se cuenta, pasaría a llamarse Milagro por este suceso. Sin embargo, la teoría más verosímil es la que habla sobre una hornacina que se situaba en este callejón, en la que se situaba la imagen de una virgen que habría obrado algún prodigio milagroso.

Calle ROSTRICO
Esta calle, anteriormente llamada Romero, debe su nombre a una hornacina que existió en una de las viviendas durante el siglo XIX. Esta hornacina guardaba un venerado cuadro del Santo Rostro de Cristo, que en la actualidad se encuentra custodiado en el despacho parroquial de la Iglesia de Santiago. Se cuenta, que esta imagen lloró en el siglo XVI, después de que su propietaria le rezase angustiada por no poder ir a Jaén para ver el original. También se le atribuye la curación de un ciego que recobró la vista después de que su mujer le pasase un pañuelo empapado con las lágrimas de la imagen por los ojos.

Calle QUINTO PINO
El nombre de esta calle es uno de los más peculiares y graciosos. Imagínense las anécdotas que les sucederán constantemente a sus vecinos cuando alguien les pregunte donde viven y estos respondan con el nombre de su calle. La calle Quinto Pino se encuentra a las afueras de la ciudad, desembocando en la Avenida de Cabo de Gata y al poco de pasar la Avenida de la Vega de Acá, o lo que viene siendo lo mismo... en el quinto pino.
Cartel de la Calle Quinto Pino.

Calle BEATLES
 No muy lejos de la anterior Calle Quinto Pino, se encuentra la calle Beatles, un homenaje de los almerienses al famoso grupo británico. No podemos olvidar la relación que tuvo este grupo de Liverpool con nuestra tierra, más concretamente con Jonh Lennon, el cual se alojó en Almería durante las seis semanas en las que grabó la película "Cómo gané la guerra", dirigida por Richard Lester. Además, Almería le serviría de inspiración, pues fue aquí donde compondría durante su estancia en 1966, el famoso "Strawberry Fields Forever", que se convertiría en uno de los grandes éxitos de la banda. Hay que mencionar, que el pasado Octubre de 2016, se conmemoraron 50 años de su estancia en nuestra provincia, la cual estuvo marcada por numerosas curiosidades y anécdotas. Debido a este aniversario, la Diputación Provincial llevó a cabo una serie de actos e incluso se celebró el hermanamiento entre las ciudades de Almería y Liverpool.
Calle GIBRALTAR ESPAÑOL
Esta calle, que reivindica la soberanía española en el Peñón de Gibraltar, se sitúa en el Barrio del Zapillo. Sin embargo, la de Almería no es la única calle de España con este nombre, de hecho, hasta en siete ciudades españolas se puede encontrar alguna vía con esta denominación: Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Balsicas (Murcia), Consuegra y Torrijos (Toledo), Setenil de las Bodegas (Cádiz) y Torredelcampo (Jaén). Eso sí, Almería es la única capital provincial de España con una calle llamada así.
Cartel de la Calle Gibraltar Español de Almería.